Solo tienes que frotar un pedazo de cáscara de áloe vera en tu cara y cuello. ¡Lo que pasará después te dejará encantada!

Uno de los ingredientes más utilizados en la industria farmacéutica y de belleza, es la sábila. Esta planta es conocida desde hace muchos años por sus distintas propiedades curativas y de belleza.

Muchas empresas de medicina y estética la utilizan para fabricar sus productos y luego vendérnoslos. Ellos saben muy bien todos los beneficios que podemos obtener de esta planta. Sin embargo, si la sábila es tan buena ¿por qué no utilizarla directamente? Eso es lo que trataremos de que comprendas en este artículo.

A continuación te mostraremos cuales son los beneficios de frotar un penca de sábila sobre tu rostro y lo que le sucede durante los primeros 15 minutos de hacerlo. Además, te contaremos la forma correcta de aprovechar al máximo todos sus nutrientes. Verás que se trata de algo sencillo, pero efectivo.

Procedimiento para el rostro con penca de sábila

Lo primero que debemos hacer es cortar una penca de sábila. A continuación, procederemos a lavarnos profundamente el rostro con abundante agua limpia. Después, le daremos suaves golpes a la penca de sábila para ablandarla un poco más. Ahora, la picaremos en 2, separando solo la porción necesaria.

Quitamos los bordes con un cuchillo y pelamos muy bien, conservando solamente el cristal. Ahora, tomaremos una cucharilla y rasparemos el cristal para extraer todo el zumo posible. Mientras más zumo podamos extraer, será mucho mejor. Este lo utilizaremos para aplicarlo en nuestro rostro con suaves masajes circulares. Esta sustancia la dejarás actuar durante 15 minutos sobre tu rostro.

Este sencillo proceso te ayudará a conseguir una piel más suave, joven y limpia. Además, la misma te ayudará a eliminar las manchas y el acné de tu cara de manera efectiva. Dicha sustancia debemos aplicarla sobre el rostro 2 veces por semana hasta conseguir los resultados deseados.

Otros beneficios de la sábila para el organismo:

  • 1. Alcaliniza el cuerpo: Muchas enfermedades necesitan un ambiente ácido para poder desarrollarse. No obstante, la sábila alcaliniza los órganos del cuerpo, lo que evita que nos enfermemos. De modo que, aun teniendo una dieta alta en ácidos, podemos equilibrar nuestro organismo.
  • 2. Contribuye a bajar de peso: La sábila mejora la digestión y el metabolismo. Como resultado, terminamos perdiendo peso sin efectos secundarios. Además, esta es una fuente natural de energía que mejorará nuestro ánimo.
  • 3. Desintoxica el organismo: El consumo de áloe vera es muy bueno para desintoxicar el cuerpo. Al igual que las semillas de chia y las algas marinas, tiene propiedades desintoxicantes. Esto se debe a que su gel se mueve libremente por el tracto intestinal, absorbiendo y expulsando las toxinas.
  • 4. Mejora la digestión: Una mala digestión es la fuente de muchas enfermedades. Sin embargo, el áloe vera limpia y mejora la salud intestinal, mejorando la digestión. Como resultado, prevenimos el desarrollo de enfermedades relacionadas con el intestino y el colon.

Y a ti, ¿te gusta utilizar el áloe vera? ¿De que forma lo haces?

Con información de: Vidaverdee.com