Descubre los 4 ejercicios para curar el dolor del nervio ciático, cadera y espalda y lubricar las articulaciones

Las articulaciones del cuerpo son las encargadas de permitir que nuestro esqueleto se mueva debido a que funcionan como una unión entre los huesos y los cartílagos. En este sentido, mantener las articulaciones saludables nos brinda flexibilidad y plasticidad.

El problema con las articulaciones es que suelen dañarse a medida que uno se va volviendo mayor ya que comienzan a endurecerse y provocan que los músculos se contraigan, lo cual deriva en una pérdida de la movilidad.

La zona de las caderas y la espalda es una de las primeras afectadas por la pérdida de movilidad. De hecho, la mayoría de las personas que tienen más de 50 años sufren de dolores del nervio ciático que son provocados por un daño de las articulaciones. Así, estirar estas articulaciones es fundamental para mantener la salud de la espalda y de las caderas. Continúa leyendo porque en este artículo te enseñaremos cómo hacerlo.

ELIMINA LOS DOLORES DE ARTICULACIONES CON ESTOS ESTIRAMIENTOS

Estas técnicas de estiramiento han sido creadas por profesionales de la salud. Si realizas una o más de ellas a diario podrás observar como las articulaciones de tu espalda y cadera se vuelven más flexibles y los dolores desparecen. Pruébalas y quedarás sorprendido de sus increíbles beneficios.

MARIPOSA

Coloca una manta o alfombra sobre el suelo y siéntate encima. Estira las piernas y flexiónalas de modo que ambas plantas de los pies queden unidas. Una vez que hayas formado una especie de rombo con tus piernas, presiona los tobillos con las manos y estírate hacia adelante manteniendo la espalda recta.

Mantente en esa posición por 30 segundos, descansa otros 30 y vuelve a repetir.

Ten en cuenta que este ejercicio no debe doler por lo que debes dejar de estirarte cuando sientas alivio en tus caderas.

PÁJARO

Para realizar este estiramiento debes ubicarte en cuatro patas sobre una superficie plana, buscando que las manos queden en línea recta con los hombros y las rodillas con las caderas.

Lentamente debes ubicar tu rodilla izquierda detrás de la mano izquierda para luego girar el tobillo hacia la cadera del lado contrario.

Mantente en esa posición por 30 segundos, luego relaja y realiza lo mismo con el lado derecho.

PUENTE

Esta posición puede ser un poco peligrosa si no se posee mucha movilidad. La misma consiste en estirarse boca arriba sobre una superficie plana e ir elevando las rodillas y los glúteos hasta formar una especie de puente con nuestro cuerpo. Ten en cuenta que los pies, la espalda y la cabeza deben permanecer apoyados.

Luego toma tus tobillos con las manos y permanece en esa posición por 30 segundos. Si este ejercicio te resulta muy difícil o doloroso, debes suspenderlo inmediatamente ya que podría dañarte.

No obstante, si este ejercicio te resulta muy sencillo puedes colocar un poco de peso sobre tu abdomen bajo para potenciar sus efectos y estirar completamente los flexores de cadera.

PARADO

Este ejercicio también sirve para estirar el flexor de la cadera solo que se realiza de pie. Lo que debes hacer es apoyar tu espalda contra una pared, dejar una pierna recta y la otra recogerla hacia el pecho. Mantén por 30 segundos y luego realiza con la otra pierna.

Fuente: Tlvz.com

¿Que opinas?