Descubre como disminir el dolor del nervio ciático con estos asombrosos estiramientos

Cuando el nervio ciático se llega a irritar o comprimir mucho, es cuando se producen síntomas como dolor, debilidad en las piernas, dificultad para sentarse, etc.

Muchas veces es debido por una hernia de disco, la cual presiona sobre el nervio; por un trastorno del síndrome piriforme, por el que acorta el músculo o a una disfunción de la articulación, cuyas condiciones puede que causen dolores de tipo ciático.

Estiramientos para aliviar el dolor ciático

1. Estiramiento de isquiotibiales

Siéntate en el suelo con las piernas estiradas y separadas, y empuja las rodillas en el mismo suelo; luego gira los hombros hacia la pierna del lado que esta adolorido y alcanza los dedos del pie.

Este ejercicio te ayudará a poder estirar los músculos isquiotibiales, que están situados en la parte posterior del muslo.

2. Estiramiento de la pierna

Siéntate con la espalda recta y con ambas manos agarra la pierna afectada.

Inclina tu cabeza hacia abajo, y tira de la pierna hacia tu cabeza, hasta que sientas una extensión en la región superior de la pierna, la cadera y el glúteo, y mantén la posición durante 15 segundos.

3. Estiramiento del piriforme

El músculo piriforme irrita el nervio ciático, el cual causa dolor; y esta es una forma muy sencilla de estirar el músculo piramidal de tu cadera: Coloca tus piernas estiradas y luego dobla la pierna afectada hacia el pecho.

También se puede de esta forma: Dobla ambas las piernas, cruzando la afectada encima de la otra; toma el tobillo con la mano opuesta y la rodilla con la mano del mismo lado, empuja la rodilla hacia abajo y tira del tobillo hacia tu hombro opuesto.

Ejercicio con una pelota de tenis

El dolor del nervio ciático se alivia con una pelota de tenis, la cual ayudará a relajar y masajear el músculo piriforme.

Con las piernas dobladas, más o menos a la altura de las caderas, coloca la pelota de tenis por debajo del glúteo afectado y deja caer tu propio peso del cuerpo sobre ella; realiza movimientos de vaivén con la pelvis, para así tratar el músculo piriforme.
Es recomendable buscar una buena posición para disminuir el dolor.

Con información de: Vidaverdeweb.com