Descubre 12 impresionantes trucos de psicología que harán tu vida más fácil

Existen ciertos rasgos psicológicos y de comportamiento que todas las personas compartimos y que, conociéndolos y sabiendo cómo, podemos utilizar a nuestro favor en un sin fin de posibilidades de la vida diaria.

Trucos de psicología que harán tu vida más fácil

  1. ¿No estas seguro si le agradas a la persona con quien te encuentras hablando?

Elige una palabra y sonríe cada que tu interlocutor la use, o un sinónimo. Si le agradas notarás fácilmente que la usará todo el tiempo.

  1. ¿No toman en cuenta tu opinión?

Cada que opines o comentes diles que fue tu padre quien te lo enseño. Por alguna razón la gente suele creer inherentemente en los consejos de los padres, aún cuando no sean los suyos.

  1. Se el mejor en “¡piedra, papel o tijeras!”

Justo antes de jugarlo hazle una pregunta al azar a tu oponente. La confusión hará que, la mayoría del tiempo, diga ¡tijeras!

  1. Si quieres que los demás estén de acuerdo contigo

Sólo asiente mientras ellos hablan. Los patrones de comportamiento harán que la gente asienta de nuevo cuando sea tu turno de hablar.

  1. ¿No puedes caminar porque el lugar está lleno de gente?

La solución es muy sencilla; en lugares concurridos sólo mira de frente en la dirección a la que vas, la gente se apartará. La razón es simple: cuando el lugar está lleno de gente solemos observar los ojos de los demás para saber en que dirección van y movernos para evitar chocar con ellos.

  1. ¿No puedes sacarte esa canción de la cabeza?

De acuerdo al efecto Zeigarnik solemos recordar las cosas que hemos dejado incompletas; así que sólo piensa en el final de la canción y podrás sacarla por fin de tu mente.

  1. ¿Sientes que te observan?

Bosteza y observa a tu alrededor, los bostezos son tan contagiosos que si alguien te observaba bostezara también.

  1. Si quieres que tu amigo te ayude a cargar algo (como una caja por ejemplo):

Sólo continúa hablando mientras se la das. La mayoría de la gente no se dará cuenta que le estás pasando algo. Sin embargo, si la persona es muy atenta o no tan cercana a ti, quizá este truco no funcione, y seguro será una situación incómoda.

  1. ¿Tienes que dar la mano a alguien?

Procura que tus manos estén cálidas, así lograrás una atmósfera amigable; si por el contrario las manos están frías será un efecto totalmente contrario.

  1. No importa lo que tu amigo dijo:

Repítelo con otras palabras, parafraséalo. La otra persona pensará que eres bueno para escuchar, sólo trata de no exagerar o será obvio.

  1. ¿Necesitas ayuda?

Dilo tal cual, comienza tu frase con un “necesito tu ayuda”, de esta manera la otra persona odiará sentirse culpable si se niega a ayudar.

  1. ¿Crees que le caes mal a alguien de la escuela u oficina?

Pídele prestado un lápiz o un bolígrafo. Se trata de un pequeño favor al que es difícil negarse; tarde o temprano él se dará cuenta que quizá no eres tan malo… sólo recuerda regresar el lápiz, se trata de agradarle, no de empeorarlo todo.

Con información de: Vidaverdee.com