5 Consejos para que mejores tus hábitos alimenticios con mínimo esfuerzo

1. Usar platos más pequeños.

El tamaño del plato tendrá un impacto directo en la cantidad de comida que terminarás ingiriendo, es ocurre porque hay utilizar platos grandes las raciones normales que te sirves parecen muy pequeñas y entonces agregas más comida para compensar.
Un estudio del 2006 realizado en un campamento de Salud y Fitness demostró que las personas que recibieron tazones grandes comieron un 15% más cereal que quieres recibieron tazones pequeños. Y lo que es más interesante es que, a pesar de haber comido más, la mayoría de estar personas aseguraba que en realidad había comido menos, demostrando cómo el tamaño del plato o tazón engaña a nuestra percepción.

2. Comienza cada comida con algo saludable.

Dado que las señales visuales son muy poderosas, el orden en que te sirves los alimentos podría tener un impacto en el resultado final. Recientemente leía en una revista de salud a la cual estoy suscripta, una investigación que se realizó con grupos de estudio a los que se le permitió disfrutar de almuerzos gratis en un buffet libre. Cuando los elementos más saludables como las frutas fueron colocados al principio del buffet, estos eran elegidos con más frecuencia que al ponerlos al final.
Entonces en vez de negarte un “alimento poco sano”, lo que te podría causar ansiedad y luego conducir a atracones, intenta influenciarte positivamente comenzando tus comidas con algún alimento saludable, tales como ensaladas frescas u otro plato de verduras.

3. Apaga la televisión mientras comes.

Numerosos estudios demuestras una relación entre ver televisión y consumir más alimentos, lo cual tiene perfecto sentido: Según la investigación llevada a cabo por The American Journal of Clinical Nutrition la televisión funciona como una gran distracción, y mientras estás observando tu programa favorito no prestas atención a cuánto ni a qué comes.
Apagar la televisión durante tus comidas es una excelente decisión. También, si quieres disfrutar de algún snack mientras miras alguna película o serie, asegúrate de servirte de antemano solo la cantidad que planeas comer, llevarte por ejemplo un paquete entero de galletas podría hacer que las termines sin siquiera darte cuenta!

4. Presta mucha atención a tu consumo de productos dietéticos o diet.

Este punto puede parecer contradictorio para algunas personas, pero para la realidad de la mayoría no lo es. Muchas personas consumen alimentos que son etiquetados como bajos en grasas, y bajo esta noción se dan permiso para comer más de la cuenta, lo que termina siendo contraproducente.
Asegúrate de consumir porciones sensatas de cualquier alimento, sea dietético o no, para evitar caer en este error tan común.

5. No dejes de almorzar o cenar.

Cuando te salteas una comida, es mucho más probable que luego termines en un atracón de alimentos ricos en almidón y altos en calorías. Justamente por esto mantener tu estómago vacío por muchas horas realmente no solo no ayuda en tu dieta sino que la puede entorpecer enormemente. Aprende qué alimentos evitar pero nunca te quedes sin comer.
Para que esto no ocurra intenta no pasar más de 3 horas sin consumir al menos un pequeño refrigerio y asegúrate de tener alguna fruta o snack saludable a mano.

¿Que opinas?