10 Estupendas Razones para Incluir las Granadas en tu Dieta Habitual

La granada, que proviene del granado, es una fruta llena de buenos beneficios para la salud. Su popularidad está muy extendida por Oriente Medio, y poco a poco, se ha ido extendiendo por el resto del mundo, y es que no solo es una gran fuente de sustancias beneficiosas para el organismo, sino que además es muy utilizada por sualto valor curativo.

Gracias a su alto contenido en fibra, puede ayudarte en casos de diarrea y estreñimiento, pero además, si la introduces en tu dieta habitual, puedes beneficiarte de otras buenas propiedades como las que te voy a contar en este artículo. ¿Quieres saber cuáles son?

¿Por qué es tan buena la granada?

Los beneficios y bondades de las granadas son conocidos desde la antigüedad. Algunos ejemplos del gran valor que tenía este fruto en algunas civilizaciones antiguas lo encontramos en la China Milenaria, donde era considerada una fruta que traía suerte, en la Antigua Grecia, donde se regalaba en las bodas como símbolo de prosperidad y buenos deseos, y en el antiguo Egipto donde se consideraba que podía proporcionar beneficios en la eternidad y por eso se incluían en los monumentos funerarios con los difuntos. Además, también se conocían susmúltiples beneficios para la salud, por lo que incluirlo como un presente en ciertas celebraciones tenía su razón de ser.

Las granadas son una fruta que aporta una gran cantidad de fibra soluble, además de contener vitaminas tan importantes como la C, la K y algunas del grupo B que aportan muchos beneficios a la piel y el cabello, como veremos a continuación. Otros nutrientes importantes que aporta son minerales como hierro, magnesio, fósforo, potasio, folatos, manganesio, selenio y zinc. También es una buena fuente de ácidos omega-6, que no debemos olvidar.

Tampoco podemos pasar por alto que las semillas, así como su corteza, aportan multitud de beneficios para el organismo gracias a los antioxidantes que contienen, además de polifenoles, taninos y flavonoides.

Entre algunas propiedades que podemos destacar, las granadas son eficaces para combatir la inflamación, los virus e incluso los tumores, y si añadimos el plus de resultar una fruta baja en calorías, resulta una buena elección para todas las personas.

Por eso, hoy te traigo los mejores beneficios que puede aportar a tu salud incluir el consumo de granadas de forma habitual, y no te olvides que puedes consumirlas no sólo en zumos recién hechos para conservar todas sus propiedades, sino que puedes añadirlas a tus ensaladas, tus batidos, macedonias e incluso a algunos postres.

¿Qué beneficios son esos que pueden aportarnos las granadas?

Aquí tienes las propiedades más interesantes de las granadas para que las introduzcas en tu dieta habitual y puedas beneficiarte de ellas:

1. Son saludables para el corazón

Las granadas tienen la capacidad de mejorar la circulación sanguínea, favoreciendo la circulación de retorno y limpiando las arterias de los depósitos que pueden obstruirlas. Gracias a sus propiedades anti-aterogénicas con las que reducen la formación de depósitos en las venas, resultan muy efectivas para prevenir y luchar con dolencias como el colesterol y la arterioesclerosis.

Para mejorar tu salud cardiovascular, basta con que bebas un vaso de zumo recién obtenido de granada o que tomes 1 o dos tazas de pepitas o semillas de granada al día.

2. Ayudan a regular la presión sanguínea

Si tienes problemas de hipertensión, la granada puede convertirse en una buena aliada. Gracias a su alto contenido en antioxidantes, vitamina C y polifenoles que estimulan la producción de óxido nítrico, estarás contribuyendo a mantener tus venas y arterias en buen estado, haciendo que la sangre fluya con normalidad,disminuyendo la presión, y por tanto, disminuyendo el riesgo de sufrir un ataque al corazón.

Para beneficiarte de estas propiedades, puedes tomar un vaso de zumo de granada recién obtenido a diario.

También puedes añadir las pepitas de granada a tu ensaladas y a tus batidos de frutas favoritos.

3. Mejoran el dolor de articulaciones y la artritis

El dolor de las articulaciones producido por la artritis es un problema que afecta con el paso del tiempo sobre todo a las mujeres. Por eso, si quieres evitar problemas como la osteoartritis, la artritis reumatoide y en general, el dolor que puede aparecer en las articulaciones, te interesará incluir las granadas en tu dieta diaria, dado que tienen propiedades anti-inflamatorias y gran cantidad de antioxidantes que conseguirán bloquear el deterioro que se produce en los cartílagos.

Para beneficiarte de estas propiedades, nada mejor que tomar a diario un vaso de zumo de granada recién obtenido o tomar una pieza de granada al menos al día.

Además, para estos casos, puedes mezclar a partes iguales aceite de semillas de granada con cualquier otro aceite base, como el de almendras, por ejemplo, y utilizarlo para realizar un masaje sobre las articulaciones que te duelan una o dos veces al día para ayudarte a disminuir la inflamación y las molestias.

4. Te ayudarán a combatir la anemia

Las granadas son ricas en hierro, por lo que su consumo está muy indicado para aquellos que padecen anemia, ya que consigue aumentar la formación de glóbulos rojos en la sangre. Además, gracias a su alto contenido en vitamina C, hace que tu organismo absorba mejor todo el hierro que contienen, y conseguirás que la sangre pueda transportar más oxígeno llegando mejor a todas las partes de tu organismo, mejorando los síntomas que suelen aparecer como la fatiga, los mareos y la debilidad.

La mejor forma de beneficiarte de las propiedades de las granadas para este caso es tomar un vaso de zumo recién hecho a diario en ayunas, y esperar unos 20 minutos antes de tomar el desayuno, sobre todo si incluyes algún lácteo para que no impidan la absorción de hierro por parte de tu organismo.

Otra forma de beneficiarte de sus propiedades para este caso es añadir dos cucharaditas de las semillas de granada en polvo a tus ensaladas o macedonias de fruta.

5. Te ayudan a prevenir el cáncer

Gracias a su gran contenido en anti-oxidantes y a sus propiedades anti-inflamatorias, ofrecen una protección especial en la prevención frente a algunos tipos de cáncer, especialmente en los de próstata, pecho, pulmón y cáncer de piel.

Por eso, si tienes antecedentes familiares en estos tipos de cáncer, es conveniente que incluyas las granadas en tu dieta diaria para beneficiarte de todas sus propiedades.

6. Mejoran la memoria

Las granadas contienen polifenoles, que conllevan efectos positivos en los procesos cognitivos, por lo que son buenas para mejorar la memoria, así como para prevenir y mejorar el Alzheimer.

De hecho, su consumo habitual mejora la actividad funcional del cerebro en adultos de mediana edad y mayores que comiencen a tener olvidos.

Para beneficiarte de estas propiedades, lo mejor es que tomes al menos tres o cuatro granadas a la semana, o bien su zumo recién hecho para obtener mejores resultados.

7. Nutren tu piel desde el interior

Gracias a su contenido en vitamina C, esta fruta favorece la formación de colágeno, por lo que conseguirás retrasar la aparición de los signos de la edad y las arrugas, además de proporcionarle elasticidad, suavidad y un aspecto mucho más juvenil.

Para beneficiarte de estas propiedades, te conviene incrementar el consumo de granadas en tu dieta habitual, bien como pieza de fruta, o en zumo recién hecho.

Además, el aceite de semillas de granada, le proporcionará a tu piel nutrición, ayudará a su regeneración y la protegerá de los efectos nocivos de los rayos ultravioletas del sol, que pueden causar arrugas y aumentan el riesgo de sufrir cáncer de piel. Para esto, tienes que aplicar una o dos gotitas de este aceite en la palma de tu mano y extenderlo por tu piel limpia y seca al menos una vez al día.

8. Mejoran la salud de tu boca

Gracias a su contenido en polifenoles, las granadas tienen un efecto protector frente a la placa dental, que es la causante de muchos de los problemas que aparecen en la cavidad bucal. Por eso, te pueden ayudar a prevenir problemas como caries, periodontitis o gingivitis, entre otras.

Para beneficiarte de estas propiedades, puedes utilizar jugo de granada recién hecho para utilizar como colutorio dental, ya que conseguirás reducir la cantidad de bacterias que quedan adheridas a la placa dental, mejorarás la curación de las encías después de una limpieza profunda, al mismo tiempo que mejorará la fijación de los dientes a las encías consiguiendo que estas sangren menos.

También puedes hacer una infusión con la piel de granada seca y utilizarla para enjuagarte los dientes después del cepillado.

9. Te ayudan a controlar la diabetes

Si tienes diabetes o algún otro desorden metabólico, la granada puede convertirse en una gran ayuda para ti, ya que tiene la propiedad de mejorar la resistencia de tu organismo a la insulina reduciendo así los riesgos asociados a la diabetes.

En concreto, consumir zumo de granada después de una comida, puede ayudar a controlar mejor las subidas de azúcar después de una comida copiosa, y aunque contiene azúcar como cualquier fruta, no se ha observado un mayor aumento de los niveles de azúcar en pacientes con diabetes.

10. Mejoran la fertilidad

Las granadas están especialmente recomendadas para las mujeres que quieren quedarse embarazadas, gracias a su contenido en vitamina C y ácido fólico. Su consumo habitual, mejora la circulación sanguínea en los tejidos uterinos y engrosa el revestimiento del útero, por lo que aumenta las posibilidades de lograr un embarazo.

Además, también te ayudará a disminuir tus niveles de estrés, lo que es muy importante para lograr el embarazo y para el buen desarrollo del feto.

En esta ocasión, lo mejor también es incluir la granada en tu dieta diaria o bien hacerte un zumo y tomarlo recién exprimido cada mañana junto con el desayuno.

Otra forma de beneficiarte de estas propiedades, es reducir a polvo tanto las semillas como la corteza de la granada secas. A continuación, tienes que mezclar ambos ingredientes a partes iguales, en un bote hermético si quieres, para que se conserve mejor. Puedes coger media cucharadita de esta mezcla y añadirla a una taza de agua hirviendo, dejarla reposar hasta que no queme y beber una o dos veces al día durante unas semanas para aumentar tus posibilidades de embarazo.

Fuente: www.misremedios.com

¿Que opinas?