El punto Ling Gu: Alivio instantáneo de la ciática

Dentro de la acupuntura, debemos saber que existen diferentes puntos vitales, los cuales, al ser trabajados, nos aportan bienestar y eliminan los dolores o enfermedades. Si bien se presta atención a varios puntos durante una sesión o tratamiento, algunos de estos son más importantes o sirven para una dolencia en particular.

En esta ocasión, hablaremos del punto Ling Gu, que te aporta un alivio inmediato para los dolores en la ciática y los lumbares. Conoce más en este artículo.

Ling Gu: un punto para prestar atención

El punto Ling Gu, cuya traducción quiere decir “hueso del espíritu”, se puede trabajar a diario para tratar diversos problemas, sobre todo los relacionados con la espalda. Por ello, es el favorito de los que trabajan en una oficina sentados frente al escritorio todo el día.

Este punto de acupuntura fue descubierto por el maestro Tung, un médico de origen chino conocido en su país por los resultados que obtenían sus pacientes gracias a las técnicas empleadas. Lo que lo diferencia del resto es que se utilizan muy pocas agujas para mayores efectos.

Los puntos del maestro Tung se habían mantenido en secreto durante varias generaciones familiares, hasta que él decidió revelarlos a un grupo de estudiantes. De esta manera, todos podemos acceder a sus beneficios.

El punto Ling Gu se localiza en la parte de arriba de la mano, más precisamente entre el primero y el segundo metacarpo, es decir, entre el dedo pulgar y el índice, un poco más arriba de ese sector blando que permite la articulación del dedo que está “solo”. Si colocamos un dedo de la otra mano en este punto, nos daremos cuenta que hay una especie de hueco.

Este punto, al ser trabajado correctamente, alivia rápidamente el dolor en la ciática y en los lumbares. Ese dolor tan horrible que parte de la zona baja de la espalda y se extiende hasta la pierna, y que no permite realizar ningún movimiento con normalidad.

Para que el efecto sea el esperado, la aguja debe ser colocada en el punto Ling Gu contrario. Es decir, que si el dolor baja por la pierna derecha, se debe trabajar en la mano izquierda. En un 75% de los casos, la persona disfruta de un alivio a los pocos minutos.

Este punto también se usa en otros dolores de espalda, así como también dolores de cabeza y de pies, menstruales y parálisis de Bell. Es un punto tan fuerte que no debe ser siquiera rozado cuando una mujer está embarazada, ya que puede inducir el parto.

acupuntura4

Se puede aliviar el dolor con un apretón en la mano

Según los expertos en el punto Ling Gu (también conocido como Hegu), al aplicar presión en este lugar situado entre el pulgar y el dedo índice se puede calmar la ansiedad y el dolor de la espalda, sobre todo del ciático, así como también el dolor de cabeza y dental. Los acupunturistas tratan este punto con agujas, pero nosotros también podemos hacerlo ejerciendo cierta presión en el lugar.

De los más de 300 puntos que hay en el cuerpo según la acupuntura china, el tratamiento en el punto Ling Gu parece ser uno de los más útiles, especialmente para aliviar el dolor de la columna y la espalda. Si bien no se han realizado suficientes estudios para probar si esto es así, lo cierto es que la medicina tradicional asiática lo tiene entre los “preferidos” desde hace cientos de años.

No se sabe exactamente cómo funciona el punto Ling Gu. Un reciente estudio sobre el tratamiento con agujas de acupuntura en las manos indica que aumenta el flujo sanguíneo y es por ello que tiene la capacidad para aliviar el dolor. Otras investigaciones sugieren que funciona estimulando la producción de endorfinas, hormonas conocidas como analgésicos naturales.
acupuntura3
Los acupuntores suelen trabajar el punto Ling Gu como parte de un programa personalizado para tratar los dolores, que incluye una variedad de otros puntos en todo el cuerpo. Por ejemplo, los puntos que deben tratarse en un paciente con trastornos de la ansiedad son diferentes que los que sirven para tratar a alguien con dolor menstrual. Sin embargo, Ling Gu probablemente es un común denominador en ambos tratamientos.

Para manipular tu propio punto Ling Gu, los acupunturistas explican que se debe colocar un dedo sobre la parte carnosa que existe entre el pulgar y el dedo índice de la mano contraria. Coloca el dedo índice al otro lado de la mano y presiona con fuerza. Si lo haces bien, te dolerá.

Uno o dos minutos pueden ser suficientes, pero los beneficios comienzan a aparecer a los 20 o 40 minutos de presión constante. Si no tienes ningún alivio con la presión en una mano, intenta con la otra.

La idea es que puedas hacer este tratamiento o técnica solo, cuando estás en casa, en la oficina o viajando al trabajo en el autobús. No se recomienda utilizar las agujas sin el conocimiento adecuado o sin la supervisión de un experto. Con el hecho de ejercer presión en el punto Ling Gu, podrás conseguir mejoras cuando te duele la espalda o la ciática, también la cabeza o el vientre por el período. Intenta hacerlo por media hora y no esperes hasta que ya no puedas más de dolor en la columna.

Fuente: Mejorconsalud.com