5 Remedios caseros para eliminar los quistes ganglionares

Los quistes ganglionares se producen por la formación de sacos o bultos que tienen líquido espeso y glutinoso que se forma en una articulación o tendón del cuerpo humano. Estos quistes se forman en la muñeca y no son cancerígenos, pero pueden originarse en otras partes del cuerpo como los tobillos o plantas de los pies.

cap-3
Los quistes ganglionares causan entumecimiento por hacer presión en la parte de los nervios que pasan a través de las articulaciones de las manos. No obstante, no existe motivo aparente que genere la aparición de este padecimiento que suelen desarrollarse en personas en edades comprendidas entre 15 y 40 años de edad, mayormente en mujeres con probabilidades de tener estas malformaciones.

5 Remedios naturales para sanar los quistes ganglionares

1. Té negro: Tiene propiedades que ayudan a tratarlos para evitar que empeoren y, sumado a esto, sirve para la inflamación y el dolor.

Sumerja una bolsita de té negro en agua caliente durante 5 minutos, estruje el exceso de agua y use la bolsita de té húmeda sobre la zona afectada durante 10 minutos. Utilice durante varios días en la mañana, tarde y noche.

2. Aceite de incienso: Sus propiedades astringentes del aceite de incienso disminuyen el tamaño del quiste y cura las dolencias.

Aplique 2 gotas de aceite de incienso sobre el quiste y cubra con un vendaje. Repita diariamente el procedimiento cambiando el vendaje cada día hasta que se haya reducido el tamaño. Continúe aplicando una vez al día durante un par de semanas.

3. Áloe Vera: El áloe vera posee componentes anti-inflamatorios que ayudan en la curación de los quistes ganglionares así como reducen la hinchazón. Aplica en la zona afectada y deja durante 20 minutos.

4. Aceite de Árnica: Este aceite ayuda a reducir el dolor y la inflamación así como también aumenta la circulación de la sangre ayudando a promover la curación de los quistes ganglionares. Diluya aceite esencial de árnica en una cantidad igual de aceite de oliva o de coco.

Aplique la mezcla en la zona afectada masajeando suavemente y vende la zona. Repita 2 o 3 veces al día durante varios días. Atentos a la sensibilidad que cause este producto.

5. Sal de Epsom: La sal de epsom sirve para sanar el quiste en unos días. Puedes mezclar 1 cucharada de sal de epsom en 1 o 2 tazas de agua tibia y sumerjir el área afectada en la mezcla durante 20 o 30 minutos. Hágalo una vez al día durante tu semana.

Con información de: vidaverdeweb.com