Torta de Quesillo

img_8498

En algunos recetarios encontraran esta receta como pastel imposible, y Si se puede colocar juntas las dos mezclas, se vacía la mezcla para el bizcocho y luego con cuidado la mezcla de flan, pero al hornear, mágicamente las mezclas cambian de lugar, al desmoldar y voltear descubrimos que el flan está arriba y el bizcocho abajo ¡increíble!.

Las dos texturas están perfectamente separadas pero unidas a su vez –algo así como juntas pero no revueltas.

Ingredientes

Para la torta

½ kilo de leudante

½ kilo de harina leudante

½ kilo de azúcar
¼ de kilo de margarina
5 huevos frescos
½ litro de leche (liquida)
1 cucharada de esencia de vainilla

Para el quesillo

1 lata de leche condensada
1 ½ taza de leche liquida
5 huevos frescos
1 cucharada de vainilla
6 cucharadas de azúcar
2 cucharaditas de maicena

Caramelo para untar el molde

6 cucharadas de azúcar

Preparación

Precalentamos el horno a  170°C.
Primero debemos  preparar el quesillo. Acaramelamos el molde,  esparcimos las 6 cucharadas de azúcar  dentro del molde y lo ponemos sobre la hornilla de la cocina hasta que se haga un caramelo (se funda y se derrita) y lo esparcimos por todo el molde (fondo y paredes) reservamos.

Batimos los huevos con la vainilla y la maicena. En una licuadora o con batidora eléctrica o a mano,  ponemos la leche condensada, la leche liquida y agregamos los huevos batidos.  Unimos todo hasta lograr un  mezcla uniforme pero no espumosa.  Vertemos en el molde acaramelado y llevamos al horno en baño de María (ponemos el molde  dentro de un recipiente con agua ) por 20 minutos.

Preparamos la mezcla de la torta, batiendo  la margarina lograr una crema  blanquecina,  añadimos  el azúcar batimos hasta que este  disuelta,  y tenga una consistencia cremosa y  uniforme. Incorporamos los huevos 1 a 1 sin dejar de batir. Añadimos la harina y mezclamos con una cuchara de madera en forma envolvente, intercalando con la leche mezclada con la vainilla, hasta terminar con la harina. Sacamos el quesillo del horno y vertemos sobre el  esta preparación de la torta y  volvemos al horno, cocemos durante 40 minutos a 1 hora  mas a baño de María.  Si vemos que el agua ha mermado, añadimos mas  pero caliente.

Notas gastronómicas:

Los huevos se baten con la vainilla para eliminar el sabor y el olor pronunciado a huevo.

Esta torta se prepara a baño de María para que toda ella tenga esa consistencia cremosa del quesillo o el pudín que la hace tan exquisita.

Se desmolda fría, pero teniendo mucha precaución pues es muy delicada, con un cuchillito fino vamos despegando con cuidado la torta de las paredes del molde.

¿Que opinas?